En el último artículo ya os hablamos de cómo planificar la migración a la nube de la infraestructura de tu empresa.

Pues bien, esta semana vamos a continuar con los pasos que deberíamos tener en cuenta a la hora de implementar una migración en la nube.

Prepárate parta el traslado

Conoce la nube

Uno de los primeros pasos más importantes es que, si cuentas con equipos de TI y desarrollo de aplicaciones, trata de que se pongan al día en tecnologías en la nube, herramientas de migración y procesos operativos.

La inversión en formación en la nube y adquirir conocimientos previos ayuda a escalar el trabajo de migración de un modo más eficaz y a configurar la organización para que todo salgo como debe ser.

Descubriendo las zonas de aterrizaje

Lo primero es contaros lo que son las zonas de aterrizaje. Son entornos para hospedar cargas de trabajo que se aprovisionan previamente mediante código.

Estas zonas tienen en cuenta todos los recursos de la plataforma necesarios para dar soporte a la cartera de aplicaciones del cliente y no diferencian entre infraestructura como servicio o plataforma como servicio.

Existen zonas de aterrizaje preconfiguradas que os ayudarán a dimensionar correctamente vuestras necesidades ya que incluyen de red, identidad, gestión, seguridad y gobernanza.

Migrar con herramienta de Azure

Migrar las cargas de trabajo

Herramientas que facilitan el trabajo

La nube de Microsoft cuenta con herramienta como Azure Migrate, una herramienta que le ayudará a descubrir, evaluar y migrar sus cargas de trabajo.

Encontrarás todas las herramientas y la ayuda necesaria para implementar el traslado y además se podrá hacer un seguimiento del proceso desde un panel central de control.

Evaluar, migrar, optimizar

Podrás garantizar que las cargas de trabajo estén preparadas para satisfacer las demandas de producción evaluando, migrando, optimizando y promocionándolas con cada iteración.

Apóyate en las mejores herramientas

Antes de nada, puedes revisar las mejores prácticas de migración a la nube de Azure para llevar su migración más allá de las herramientas básicas nativas de la nube.

Obtenga orientación sobre temas específicos, como: La migración de VMware, la migración de SQL Server y el soporte del mercado global.

Modernice sus aplicaciones y datos

Algo inevitable en la modernización es que implica la refactorización, la rearquitectura o la reconstrucción de sus aplicaciones y datos.

Con la modernización se consiguen ventajas como impulsar la innovación de las aplicaciones, aumentar la agilidad y acelerar la velocidad de los desarrolladores.

Refactorizar las aplicaciones y las bases de datos para aumentar la velocidad y la productividad

Cuando desee realizar cambios mínimos en las aplicaciones para que se conecten fácilmente a Azure podrás recurrir a la refactorización.

Por ejemplo, las bases de datos relacionales directamente en un servicio de base de datos en la nube como Azure SQL Database.

Nueva arquitectura para la escalabilidad y la productividad en la nube

Cuando se quiera modificar y ampliar la funcionalidad y el código de la aplicación para optimizar la escalabilidad en la nube, se puede aplicar la rearquitectura.

Por ejemplo, descomponer las aplicaciones monolíticas en grupos de microservicios que luego funcionen juntos y si necesitan ser escalados, será más fácil.

Te podemos ayudar

Si necesitas un partner especializado en nube que pueda ayudar a tu negocio a transformarse y adaptase al mundo digital, o dudes en contactar con nosotros.

Contacta con nosotros

Completa tus datos a continuación y uno de nuestros consultores se comunicará contigo para saber cómo podemos ayudarte.